martes, octubre 13, 2015

Historias de sangre bajo la luna: Hablamos con Ken Bryant o...






Lem Ryan Presenta: Historias de sangre bajo la luna, es un nuevo e interesante proyecto, de literatura pulp, encuadrado en el género de weird Noir. Continuando el único bolsilibro que el gran Lem Ryan escribió para selección terror, se continúan en nuevas historias, con nuevos autores, que crean juntos un universo de weird noir.

A través de un verkami, se busca financiar este libro, donde se reedita la obra original y se continúa con otras 4 novelas, en un volumen de unas 500 páginas.


Sangre bajo la luna de Lem Ryan, habría de convertirse en una de las más recordadas, con su narración cruda y directa de unos terribles asesinatos en las calles de Nueva York... ¡a cargo de hombres-lobo! Daniel Roerich, un detective sacado directamente del canon establecido por Philip Marlowe, Sam Spade y compañía, habría de vencer a sus propios miedos para arrojar algo de luz sobre un asunto que puso a prueba su misma cordura y que casi le cuesta la vida.

 
Sangre bajo la luna vuelve de la mano de su propio autor, acompañado de un grupo de escritores entusiastas de su obra. El objetivo es tan claro como sórdido: devolvernos la magia de aquellos desbordantes años 80, plagados de escalofríos en cada lectura y noches de Historias para no dormir.

Uno de los autores implicados en el proyecto, es Ken Bryant ¿Y quién es este escritor? pues hoy desvelamos quien se esconde detrás de este seudónimo: Nada más y nada menos que Julio Martín Freixa.

Un autor de esta nueva ola que se hace llamar Neo-Pulp, que busca recuperar el regusto clásico del pulp de siempre, pero desde un punto de vista más actual. Sus obras más conocidas son sin duda: Tex Hardigan/Furia Desatada en Mundo Guerra y su participación en la revista Anima Barda (ambas de la editorial Pulpture)

 

1)    Lo primero es lo primero. Explícanos un poco quien es Julio Martín Freixa y como se metió en este mundillo de locura que es la literatura.

Soy un tipo de treintaimuchos que tiene una lista en la que, durante toda su vida, ha ido apuntando las cosas que se propone hacer antes de morir. Una de ellas era escribir un libro y, aunque ya la he tachado de la lista, sigo adelante con ello. Sin embargo, son demasiadas las cosas que atraen mi interés, y eso me ha llevado a ser lo que se conoce como «aprendiz de todo y maestro de nada», pero aun así poniendo todo mi empeño en lo que llevo a cabo, sea lo que sea.

Siempre fui un poco cuentista, supongo que por eso me gustaba tanto leer de pequeño. Mi casa estaba repleta de libros de todo tipo, y estaba ansioso por aprender a leer, por lo que lo hice bastante rápido. Recuerdo aquella etapa de mi vida con toda claridad. Desde entonces, tan sólo fue cuestión de esperar el momento ideal en que las obligaciones de la vida me dejaran el tiempo necesario para aprender el oficio de escritor, aunque tan sólo sea a ratos.

2)    Cuéntanos un poco que es el proyecto de Historias de sangre bajo la luna.

Aquí tengo que reconocer la influencia de otro proyecto parecido, Weird West vol. 1. De hecho, es el mismo concepto: retomar un clásico de Lem Ryan y llevarlo más allá. Lo cierto es que no comprendía cómo no se le había ocurrido a nadie a estas alturas. Un día de esos que te salen raros, lo comenté en un grupo secreto de Facebook donde nos reunimos unos cuantos escritores noveles que ya hemos trabajado juntos en más de una ocasión. En cuestión de veinte minutos, decidimos trasladarle la idea a Lem Ryan. Él dio luz verde al instante, y esa misma noche tuvo lugar la primera lluvia de ideas, donde se cimentó la estructura de algo muy grande. Como ves, en ocasiones cuesta más pensar las cosas que hacerlas; en nuestro caso fue dicho y hecho. Asumí el papel de editor, dado que ya lo había hecho durante un tiempo en Pulpture, como apoyo a Jorge Plana y Cris Miguel, y nos pusimos a trabajar en un ambiente de creatividad febril y desbordada. Salieron cinco bolsilibros del tirón, que continúan la saga de Lem Ryan con una dignidad impecable.
 

 
 

3)    Si puedes, dinos algo por encima de tu historia y el personaje que la protagoniza.

La mía será la cuarta novela del ciclo, que saldrá publicado en un volumen integral con ilustraciones interiores mías y una portada espectacular de una artista que me propongo descubrir para el mundo y que es una fuera de serie. Me reservo el nombre para más adelante. En ella, Daniel Roerich y Chris Dubois se verán obligados a colaborar en una oleada de crímenes bestiales, cómo no. El monstruo o amenaza sobrenatural prefiero mantenerlo en secreto todavía, pero estoy seguro de que hará sonreír a más de un lector. Y, cómo no, también habrá algo de lucha libre, marca de la casa. No sea que Tex Hardigan se sienta decepcionado con la novela...

 

4)    ¿Crees que el universo de Historias de sangre bajo la luna tiene posibilidades de ir creciendo y ampliándose con nuevas historias e incluso con nuevos autores?

Yo le veo muchas posibilidades, porque tiene varios puntos fuertes que explotar: detectives duros, monstruos y los años 80. Si seguimos disfrutando películas tan evocadoras y locas como Kung Fury, proyectos como Historias de sangre bajo la luna tienen toda la razón de ser.

 
 


5)    Eres muy aficionado al sub-genero del Weird Noir ¿de dónde viene ese interés y cuáles son tus autores u obras referentes?

Creo que el primer contacto que tuve fue a través de las novelillas de Harry Dickson, que se leían de una sentada y eran muy entretenidas. Luego vendrían El sabueso de los Baskerville y, sobre todo, el Carnacki de Hodgson. Pero los detectives de Historias de sangre bajo la luna se parecen más al Steve Harrison de Howard que a todos ellos. Cuando la astucia falla, lo resuelven todo a h****a limpia...

 

6)    Háblanos de tus proyectos a corto y medio plazo, hasta donde te dejen los editores sin enviar unos sicarios a partirte las piernas…

Tengo varias cosas en stand by, no porque las tenga a medias, sino porque el año pasado escribí más de la cuenta y es imposible colocar tanto material en editoriales, sobre todo al principio de tu carrera. Por eso surgió la opción de la autoedición y el crowdfunding. Sin embargo, recientemente he recibido una noticia que llevaba tiempo esperando: participaré en la segunda antología de Action Tales (¡la mejor antología del Mundo Mundial, como ya he dicho en alguna parte!) con un relato que podría dar lugar a una serie de novelas cortas al más puro estilo Doc Savage. Será seguramente la penúltima antología en la que aparezca, junto a Alambre de letras 2, y seguiré publicando en la revista Ánima Barda mientras tenga relatos que contar. Pero lo que ahora mismo me apetece escribir son las novelas, no nos vamos a engañar. Justo las que a mí, como lector, me gustaría leer.

7)    Si tuvieses que convencer a un lector para participar en el Verkami de Historias de sangre bajo la luna, ¿Qué le dirías para tratar de que se implicase y se hiciese con él?

Que no todos los días puede uno hacerse con una edición tan esmerada, en un volumen que rondará las 500 páginas, de historias de miedo de las de toda la vida, a un precio tan irrisorio: ¡15 euros! Y, por cinco más, se puede tener un álbum de cromos completo, como los que coleccionábamos de niños, con imágenes de monstruos que aparecen en la novela y los personajes principales. Eso, por no hablar de los autores... Aunque, por el momento, seguiremos usando los seudónimos, éstos se irán desvelando sucesivamente según avance el crowdfunding. Algunos de ellos ya han publicado alguna novela, y el resto llevan más de un año trabajando conmigo y he sido testigo de su evolución a una velocidad de vértigo. Creo poder afirmar con toda seguridad que alguno de ellos está llamado a hacer grandes cosas. Y el género noir nos va como añillo al dedo. ¿Os lo vais a perder?