jueves, septiembre 01, 2011

The Collector

Hay películas que  descubres casi sin querer y sin tener pocas o ninguna expectativa. Este es el caso de The Collector, película que tenía guardada en un rincón y que la bajé por que el argumento me hizo gracia en su momento y la guarde en la montaña de pelis pendientes(al lado de la de comics y libros…)
Y me lleve una muy agradable sorpresa. The Collector es una película del mini genero de películas de terror estilo Saw o The Hostel, por decirlo de alguna manera. Y esta realizada por los guionistas de las últimas partes de Saw, cuando ya la saga está muy desgastada y no da mucho más de sí, pero si uno piensa que  será algo similar a las entregas finales de la saga, se equivoca por completo. The Collector es una obra con una atmosfera malsana, que oprime y que da muy mal rollo y que  deja al espectador en tensión durante la mayor parte del metraje.
La trama es sencilla, Arkin, se dedica a trabajar haciendo chapuzas en casas de gente con dinero para sacarse un beneficio y poder mantener a su hija y a su esposa, de las que está separado. Cuando por la noche se interna en la casa elegida para ser desvalijada, pensando que sus dueños están de viaje de fin de semana. Para su sorpresa, la familia se encontrara en ella, siendo presos de un extraño y misterioso psicópata que ha sembrado de trampas toda la casa y los ha encerrado con unos candados de los que sólo él tiene la llave.
El “coleccionista”, con su máscara y sus extraños ojos así como su extraño y metódico comportamiento resulta tan inquietante como atrayente. Más aún cuando no se le escucha decir ni una palabra en todo el film.
Se dedica a coleccionar personas, tras un proceso de selección particularmente doloroso para los obligados candidatos.
Las escenas donde Arkin va descubriendo en silencio las diferentes y elaboradas trampas  que ha colocado cuidadosamente para que nadie escape son excelentes, al igual que las imágenes de los resultados de las torturas o el ver como se puede ser tan frio y calculador, tan insensible ante el horror que desencadena.
El protagonista absoluto es el coleccionista, que parece ajeno a todo, excepto a lograr su cometido, sin importar lo que haya que hacer para conseguirlo.
Buena dirección y buena fotografía, que te mantiene pegado el asiento de principio a fin y con un mal cuerpo considerable a ratos.
A destacar la siempre agradable presencia de Madeline Zima, que la hemos podido disfrutar en la serie Californication.
Yo la he visto en inglés con subtítulos, pero creo que pronto estará en la cartelera de los cines (el otro día me sorprendí viendo el anuncio en el cine).
Creo que hay prevista una nueva entrega, espero que no la sobreexploten como con Saw y otras, pero me apetece ver y saber más  de  este nuevo e inquietante personaje.
No recomendada para gente sensible y que no aguante situaciones extremas y sangre por doquier, para todos los demás, visionado obligado.