jueves, noviembre 27, 2008

Appaloosa

Ayer por la tarde vi una película llamada Appaloosa. Es una nueva del género del western que tantos éxitos dio al cine hace unas décadas y del que ahora salen algunos títulos con cuentagotas. Appaloosa surge de una novela que leyó Ed Harris cuando estaba rodando Una Historia de Violencia. Le gustó tanto la novela, que compró los derechos para llevarla algún día a la gran pantalla.
En su segunda aventura como director, Ed Harris cuenta con actores como Viggo Mortensen, Renée Zellweger y Jeremy Irons. La película a mi me gustó, con alguna reservas, pero me pareció una buena película. La historia de Appaloosa se sustenta sobre todo en la relación de amistad y respecto entre el policía federal Virgil Cole (Ed Harris) y de su asistente y socio Everett Hitch (Viggo Mortensen). Los dos actores están muy bien, y se nota que hay una complicidad especial entre ambos. Los dos personajes son el eje central de la película, que trata de cómo los dos son contratados por la gente del pueblo, para librarse de Randall Bragg (Jeremy Irons) cuya banda de forajidos hace lo que quiere en el pueblo. En medio de todo, Allison French (Renée Zellweger) que inicia una relación romántica con Virgil Cole, a la vez que flirtea con su compañero.
Lo peor de la película con diferencia es la participación de Renée Zellweger y su personaje, que no es creíble en ningún momento y se hace realmente odiosa. Seguramente por la interpretación de la actriz, que lo hace muy mal (se limita a poner todo el rato una sonrisa falsa) y además ¡esta horrible! No se lo que le ha pasado a esta mujer, recuerdo cuando en Jerry Maguire y otras películas donde estaba muy guapa y desde el diario de Bridge Jones se ha ido estropeando progresivamente. Si hubiesen cambiado a Renée Zellweger por Ariadna Gil, que hace un pequeño papel en la película, creo que habríamos salido ganando.
La película en general esta bastante bien, aunque flojea en la parte final y en el desenlace, donde se llega a hacer un poco pesada y lenta. Pero no me parece que me hayan timado, como en otras que vas a ver estos días. Y encima cuenta con la presencia de un ilustre veterano: Lance Henriksen (el recordado Bishop en la saga Alien o Frank Black en Millenium).
En definitiva, un buen western, pero no esperéis una película solo de tiros, ni mucho menos.

1 comentario:

Maldita inocencia dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Renée Zellweger llega a resultar pegajosa y, realmente, odiosa.
Esta peli a mí me recordó un poco a aquellos western de John Wayne, creo que es una buena peli, pero sí, al final se descuida un poco. Pero aún así me gustó mucho.

Lo mejor para mí: esos planos donde te mete realmente en el salón , parece que te estés tomando un whisky con ellos.

Saludos