lunes, diciembre 05, 2005

Ese Bárbaro Cimmerio


Hoy me apetece hablar de Conan. El personaje creado por Robert Howard lo descubrí, como muchos otros, a través de las películas que se hicieron a principios de los ochenta.
Las películas me gustaron en su momento, pero he decir, que en mi inocencia infantil, en aquellos momentos me gusto más Conan el Destructor que Conan el bárbaro por que salía más acción y era menos violenta y cruda. A medida que fui descubriendo el universo donde vivía Conan y distintos visionados de las dos películas, vi la luz y redescubrí la película de John Milius. El primer comic que descubrí del personaje, fue el Conan el Bárbaro nº59 del vol.1 de Forum, observé si portada en un kiosco que tenía cerca de casa( y que ahora ya ni existe) y me lo lleve rápidamente. A partir de ese momento vinieron otros, el Conan Rey nº5 fue otro de los acercamientos al cimmerio, y más tarde descubrí la Espada Salvaje y los SuperConan. Estos últimos me gustaban más, quizás por que recordaban a revistas como Cimoc o 1984, un aire más adulto y demás. En esos momentos, me aficione bastante al personaje durante una época, la violencia y crudeza del mundo donde transcurrían sus aventuras, las bellas mujeres a con las que se encontraba, ese mundo de fantasía, pero a la vez realista, y que decir de los dibujantes Barry Smith, Neal Adams, Gil Kane y por encima de todos el gran John Buscema, para muchos el Conan de Barry Smith es el mejor, yo sin embargo, considero que el Conan dibujado por Buscema es el definitivo y la imagen por excelencia del personaje. Por motivos varios, fui abandonando al personaje, hasta que se puede decir que en cierta manera me olvide de él.
Hasta un verano del 92, entonces, en Tele 5 emitieron Conan el Bárbaro y al verla de nuevo, me vino la nostalgia por el personaje, ganas de volver a leer aventuras de Conan en la era hyborea y al día siguiente fui al kiosco a comprarme cualquier comic del bárbaro, y coincidí con un amigo al cual le paso lo mismo. Ambos nos hicimos con el nº 127 de la Espada Salvaje, con el retorno de Roy Thomas y John Buscema al personaje.
Desde ese día, me reenganche definitivamente al personaje y empecé a ponerme al día con material atrasado, comprándome todo lo que podía con el sello del héroe por excelencia de la fantasía heroica. También me hice con la mayoría de novelas de Conan, publicadas por Martinez Roca hace unos años, las de Robert Howard y varios escritores más (me hice con ellas de saldo). Con los años, me he ido haciendo un gran aficionado al cimmerio y no solo de los comics, películas o libros, por ejemplo, la banda sonora de Conan el Bárbaro compuesta por Basil Poledouris es una de mis favoritas, una banda sonora genial y que he escuchado miles de veces. En mis tiempos de rolero, cuando quería escribir y preparar aventuras de temática fantástica, me ponía la banda sonora de Conan y las ideas y la inspiración acudían a mi mente, me transportaba a su mundo y las ideas fluían y fluían. Hoy día aún lo suelo hacer, cuando escribo para Action Tales, concretamente sobre Thor, que a su manera, también es un personaje de fantasía, me la pongo mientras escribo y me inspira enormemente, la verdad.
Fuera de los superhéroes, es el personaje de comic que más me ha interesado y probablemente con el que más he disfrutado y solo espero seguir haciéndolo en los años que están por venir, pero eso, como se suele decir, es otra historia...

2 comentarios:

Pep dijo...

Bonito recordatorio del bárbaro. Curiosamente a mi ya desde pequeño me gustaba mucho más la primera que la segunda (que incluso ni me acababa de convencer). Cosas de ser un macarra infantil... y es que yo voy al revés, y es con la edad con lo que me he ido haciendo blando. Jejeje.

Pero sí, descubrí al personaje con la película. Y luego ya vinieron los tebeos. Y disiento, por Crom!! El Conan definitivo es el de Barry Smith ;-)

Dark Schneider dijo...

Yo recuerdohaberme leído algún nº de Bruguera antes de ver la peli y por aquel entonces no me llamó la atención, fue cuando hacía BUP que un colega aficionado al personaje me empezó a pasar material, empezando por algún que otro SuperConan que poco a o nada tenía que ver con lo editado por Bruguera.

Fue entonces cuando me picó el gusanillo, y aunque ni de coña tengo todo lo editado del personaje, sí tengo una buena base que como buen friki completista espero terminar algún día.

P.D.: El Conan definitivo es el de...bah, por llevar la contraria ¡¡Ernie Chan!!